jueves, 27 de septiembre de 2018

Gestación subrogada

La maternidad con ayuda de un vientre ajeno causa controversia a nivel mundial
En Chile, tal como en otros países, un proyecto de ley busca regular esta práctica a la que ya han optado algunas parejas. En tanto, un movimiento surgido en Europa critica el "mercantilismo" que puede acarrear.
C. González
El Mercurio
Agustín nació el 15 de junio pasado en Santiago, logrando hacer realidad el deseo de ser padres de Marión Yáñez y su marido Claudio Fuentes. Hace seis años, Marión tuvo un embarazo cervical inviable que la obligó a estar hospitalizada, en riesgo vital y cuyo manejo la dejó sin opciones de volver a gestar un hijo. "Recurrí a muchos tratamientos, terapias alternativas y nada resultaba. Fue un período traumático y con muchas frustraciones", recuerda.
Eso, hasta que en mayo del año pasado supo del caso de Camila Chandía, otra chilena que como ella no podía tener hijos, ya que su útero fue extirpado, pero que logró convertirse en madre de dos mellizas -que en noviembre cumplirán dos años-, gracias a la llamada gestación subrogada: otra mujer, en este caso su propia madre, anidó en su vientre el embrión creado a partir de gametos de Camila y su marido.
"Una amiga muy cercana a la familia me contó del caso y fue ella misma quien luego me ofreció su útero. Después de una serie de exámenes -en un proceso similar a una fertilización in vitro-, el 20 de octubre de 2017 se implantó el embrión a mi amiga Emilia", explica Marión. "El embarazo lo viví a concho, todos los días y disfrutando cada examen y minuto que pasaba. El día del parto, con mi marido recibimos a Agustín en el pabellón y desde entonces no nos hemos separado".
En Chile, alrededor del 20% de las parejas no pueden ser padres por diferentes motivos médicos. Para ellos, el vientre o gestación subrogada es una alternativa que en otros países está más arraigada. "Los casos en los que se puede plantear esta opción son bastante excepcionales", reconoce el doctor Carlos Troncoso, past president de la Sociedad Chilena de Medicina Reproductiva y director médico de la Clínica IVI.
"En general, se ofrece a mujeres que no tienen útero porque nacieron sin él o les fue extirpado por alguna enfermedad o tratamiento médico, así como para aquellas que tienen alguna contraindicación médica de embarazo", precisa.
El caso de una pareja que recurrió a un vientre de alquiler en Perú reabrió el debate sobre esta práctica, que en el país no está regulada. Este mismo vacío legal permite que se pueda recurrir a un vientre subrogado -como en el caso de Marión y Camila-, pero los problemas surgen tras el parto: al hacer el traspaso legal de la mujer que gestó hacia la madre biológica.
En el caso de Camila Chandía, un inédito fallo de una jueza de familia permitió ese cambio en abril pasado, lo que marcó un hito legal, ya que la legislación establece que madre es quien da a luz. Marión está a la espera de una resolución similar en noviembre próximo.
Como ellas, hay otras seis parejas que actualmente están llevando su embarazo con ayuda de un vientre subrogado. Todas con el apoyo del doctor César Cafatti, de la Clínica Fundación Médica San Cristóbal. "Se recurre a úteros solidarios, por un afán altruista", precisa. Generalmente, se trata de familiares de la pareja, como su madre o una hermana.
Cuando ello no es posible -y tal como lo hace la mayoría de los centros de medicina reproductiva locales-, derivan los casos al exterior, a países que cuentan con algún tipo de reglamentación. En los casos en que se recurre a una persona ajena a la familia, estas "pasan por evaluaciones psicológicas, asesoría legal y se firma un documento donde quedan claros los deberes y derechos de cada uno", explica Cafatti.
Eso incluye compensaciones económicas que también ayudan a cubrir todos los gastos del embarazo. En EE.UU., el costo de todo este procedimiento puede variar entre 50 mil y 80 mil dólares. "Eso hace restrictivo el acceso a estos tratamientos y marca una brecha económica para muchas parejas", advierte el doctor Ricardo Pommer, presidente de la Sociedad Chilena de Obstetricia y Ginecología y director de la Unidad de Medicina Reproductiva de la Clínica Monteblanco.
Con el fin de corregir el vacío legal, la senadora Ximena Rincón (DC) presentó un proyecto de ley al respecto, "para modificar el código civil en la determinación de la identidad de niños y niñas nacidos en gestación subrogada y/o solidaria".
"El Gobierno ha manifestado su conformidad con esta iniciativa, por lo que estudiarán si la hacen propia o si presentan su propio proyecto de ley. Cualquiera sea el camino, lo importante es que esto se materialice en una ley de la República", agregó sobre la idea, que cuenta con el apoyo de los especialistas médicos.
"El útero subrogado es una herramienta terapéutica necesaria, pero sobre la que se debe legislar para que no se caiga en abuso o malas prácticas", dice el doctor Pommer.
Precisamente, situaciones como esta han motivado movimientos en otros países que buscan restringir o abolir esta práctica.
Voces en contra
Si bien la gestación subrogada surgió hace un par de décadas como una opción para ayudar a mujeres que por razones médicas no pueden ser madres, pronto su uso se desvirtuó. “Hubo mujeres que, teniendo la biologí para portar un hijo, no querían cargar con un embarazo por razones personales”, dice el doctor Ricardo Pommer. Varios casos de celebridades extranjeras dan prueba de ello y es lo que generó el término “vientre de alquiler”.
“La falta de una ley o una legislación mal hecha pueden llevar a situaciones de este tipo”, agrega el doctor César Cafatti. Es precisamente frente a esta realidad que alrededor de 300 organizaciones de mujeres en España, reunidas bajo la Red Estatal contra el Alquiler de Vientres (Recav), ha llamado a prohibir esta práctica a nivel global. “Esta iniciativa surge porque desde diversos países somos conscientes de que hay que generar una alerta y que no queremos ningún tipo de gestación subrogada, ni comercial ni altruista”, indica a “El Mercurio” Alicia Miyares, portavoz de Recav.
Ya cuentan con el apoyo de organizaciones de otros 18 países (entre ellos EE.UU., Reino Unido, Canadá, Australia, México e India), y esperan llamar la atención de los mandatarios reunidos en la Asamblea Anual de la ONU en Nueva York.
Según Miyares, “la gestación subrogada altruista es un eufemismo porque implica un contrato y el pago de compensaciones”; además, vulnera ciertos derechos del niño y de la mujer que facilita el vientre, como el de filiación o vínculo con ese menor. Asimismo, advierte que “en países donde la práctica está permitida, por muy garantista que sea, la regulación no impide el ‘turismo reproductivo’ o la explotación de mujeres” en países de menores recursos.
Para el doctor Caffati, este movimiento “adolece de falta de solidaridad, porque vulnera los derechos reproductivos de mujeres que quieren ser madres”.
fuente: emol.com
ARTÍCULOS RELACIONADOS:
URL Abreviada:  https://goo.gl/1QF4Yg

1 comentario:

  1. Este es un testimonio que todos deben leer, estoy aquí para informarle a todo el mundo sobre un hombre que salvó mi relación y este gran hombre se llama Dr. IZOYA. De hecho, hizo un gran trabajo para mí al traer de vuelta a mi ex amante que me dejó y me prometió no volver nunca más a mí. Con esto, me he dado cuenta de que dar a conocer al mundo los detalles del Dr. IZOYA hará mucho bien a los que tienen hogares rotos y relaciones para ayudarlo a arreglar esa relación rota o su matrimonio. Puede comunicarse con él a través de su dirección de correo electrónico: drizayaomosolution@gmail.com o llamarlo directamente al [+12098373537]. Póngase en contacto con él y vea cómo su problema.
    Será resuelto dentro de 24 horas. También se especializa en los siguientes asuntos ...
    (1) Quieres que tu ex vuelva.
    (2) Quieres ser promovido en tu oficina.
    (3) Quieres que los hombres / mujeres te sigan.
    (4) Quieres un hijo.
    (5) Eres empresario y quieres ganar contratos.
    (6) Quieres que tu marido sea tuyo para siempre.
    (7) Necesitas ayuda espiritual.
    (8) Has sido estafado y quieres recuperar el dinero perdido.
    (9) Detener el divorcio.
    (10) Invocación de rituales monetarios.
    (11) ganar elecciones

    ResponderEliminar