jueves, 23 de enero de 2014

8. Asertividad

Adjuntos

Los niños y las niñas quieren ser escuchados. Algunos  se dan cuenta que sus adultos no los escuchan y terminan por silenciarse. Te invitamos a que los escuches un poco más; respétalos y fortalecerás su autoestima. Dile también que si alguien le hace daño o le hace sentir mal o incómodo, hable con una persona de confianza quien le brindará ayuda.

¿Qué es la asertividad?
La asertividad es la capacidad de reconocer y expresar ideas, sentimientos y creencias, haciendo valer los derechos propios y respetando los de los demás. Esta capacidad requiere de  una adecuada autoestima. Un ejemplo de comportamiento asertivo es saber reconocer cuándo se necesita ayuda y pedirla oportunamente.

¿De qué modo la asertividad ayuda a prevenir el abuso?
La protección del niño o la niña consiste en mantener una comunicación abierta y fluida, de modo que si algo le pasa, sea capaz de conversarlo con un adulto de confianza. Importante: Aunque la asertividad implica la capacidad de decir NO cuando es necesario, no se recomienda instruir a los niños para que rechacen un abuso, ya que: 
  • Es una instrucción que el niño, la mayoría de las veces, no puede cumplir (por inocencia, confanza y diferencias de poder).  
  • El no poder seguir este consejo, puede generarle  más culpa. 
  • Puede agravar la situación, generando una reacción más violenta por parte del abusador.
Recuérdele a su hijo o hija que no pierde nada al: 
  • Decir lo que  piensa y lo que siente, si lo hace en forma tranquila y sin herir a otras personas. 
  • Contar lo que le pasa y pedir ayuda cuando la necesite. 
  • Hablar con alguien de confianza y contarle si algo le asusta.
volver al temario                                    ir al siguiente tema

No hay comentarios:

Publicar un comentario