jueves, 30 de enero de 2014

1. Comunicación

Adjuntos

Técnicas para una comunicación más efectiva con los niños y las niñas
Preguntas Abre-Puerta
¿Quieres que conversemos acerca de tu día en el colegio? ¿Quieres hablar de lo que parece estarte molestando?

Preguntas Abiertas
Estimulan la conversación. Suelen comenzar con las palabras “Qué” o “Cómo”, lo que induce a explayarse en la respuesta: ¿Cómo te fue en el colegio? ¿Qué hiciste?

Preguntas cerradas
Sólo obtienen respuestas de Sí o No. Ofrecen menos espacio para desarrollar una idea propia: ¿Jugaste en el colegio? ¿Quieres un chocolate?

Preguntas Positivas 
Inducen a una respuesta positiva, comienzan o terminan con “Cierto” o “Verdad”. ¿Terminas la tarea y después salimos, cierto? ¿Vas a comerte esa sopita, verdad?
Tenga cuidado de no hacer demasiadas preguntas, dado que, cuando esto sucede, las conversaciones se convierten en interrogatorios y los niños y las niñas no participan.
Para mantener el diálogo escuche activamente, logrando:
  • Situarse en el lugar del otro, tratando de comprender sus sentimientos y pensamientos.
  • Demostrarle que lo estamos escuchando y que nos interesan sus asuntos y lo que nos está diciendo.
¿Cómo escuchar activamente al niño o la niña?
1. Guarde silencio y escúchelo/a atentamente
  • Acoja lo que dice, sin expresar juicios.
  • Si es necesario repita mentalmente lo que escucha.
  • Deje para más adelante las opiniones personales y los consejos.
2. Demuéstrele que lo está escuchando 
  • Mientras el niño o niña le habla, mírelo, asienta, inclínese hacia adelante, sonría o utilice expresiones como “ahh”, “mmmm” o “ya veo”.
  • Ocasionalmente, realice alguna pregunta abierta, recuerde que debe comenzar con “¿qué...?, o “¿cómo....?”.
3.       Verifique si está comprendiendo 
  • Cuando el niño o la niña termine de hablar, demuéstrele que está tratando de comprenderlo, resumiéndole lo que dijo con palabras sencillas o algún gesto.
  • Después, pregúntele si eso es lo que quería decir, dándole oportunidad para que rectifique, por ejemplo: “¿Eso pasó?, “¿Te entendí bien?”.

¿Qué hacer cuando el niño o niña no quiere dialogar?
En algunas ocasiones el niño o la niña no desea que sus padres sepan lo que sucede en su interior. En tales momentos, puede que las preguntas “abre-puertas”, o las invitaciones para hablar sean contestadas con “no”, “nada” o “no me pasa nada”. En esas situaciones se recomienda no insistir, ya que podría generar mayor resistencia.
Se recomienda:
  • Esperar otro momento para hablar con el niño o la niña. 
  • Se le puede animar a hablar, pero con tino y sin presionarlo.
  • Si se considera necesario, solicitar ayuda médica, psicológica u otra, dependiendo de lo observado.
Lo importante es que el niño o la niña sienta:
  • Que se aceptan y respetan sus sentimientos. 
  • Una actitud cálida.
  • Un apoyo incondicional.
  • Que lo van a escuchar cuando se sienta dispuesto o preparado para hablar.
¿Cuándo y cómo dar consejos?
En la comunicación entre padres e hijos/as existen momentos para escuchar y momentos en que se requiere un aconsejar y proporcionar información.
Algunas sugerencias para dar consejos: 
  • Dese un momento para analizar lo que va a decir, antes de hablar con el niño o la niña.
  • Elija la información y el lenguaje apropiados para la edad del niño o la niña. 
  • Aliéntelo/a a realizar preguntas, ya que esto ayudará a comprender lo que requiere o lo que está buscando. 
  • Sea franco: No tema comunicar su parecer, ni tampoco reconocer que desconoce alguna información (dependiendo del caso, pueden buscar la información en conjunto). 
  • Trate de evitar los “sermones” o repetir lo ya dicho, sin dar cabida a opiniones. 
  • Esté atento a las señales no verbales ya que pueden proporcionar información adicional.

volver al temario                                    ir al siguiente tema

No hay comentarios:

Publicar un comentario