viernes, 24 de julio de 2015

Debate sobre el acceso de familias homoparentales a la adopción

Un interesante debate sobre homoparentalidad en adopción se desarrolló en el programa Actualidad Central de la cadena de televisión CNN Chile el pasado 11 de julio.
Se debatió sobre la viabilidad que parejas homosexuales pudieran ejercer los roles parentales en la crianza, ante la posibilidad que accedan a la adopción y sean reconocidos como padres legales de un niño o niña.

En la discusión participó el diputado Ramón Farías, actual presidente de la Comisión de Familia de la Cámara, quien destacó la necesidad de los niños de pertenecer a una familia, donde prime el amor, cuidado y protección, independiente de si son una pareja heterosexual u homosexual, mientras puedan ejercer los roles parentales.
En representación de Fundación San José para la Adopción, su directora ejecutiva Ximena Calcagni, expresa que lo fundamental es que quien ejerza el rol parental posea habilidades parentales. No obstante, postula que se debe privilegiar a las parejas heterosexuales, ya que éstas ofrecen ciertas características que aseguran estabilidad para el niño, buscando así disminuir el quiebre familiar que amenace y agrave su proceso de elaborar su historia de abandono, subyacente a la condición de adopción.
Al respecto, el psicólogo clínico de FACSO Ricardo Bascuñán, señaló que "no existen investigaciones específicas que contraindiquen que las parejas homosexuales puedan ejercer la paternidad". Apeló al derecho de los niños por contar con un contexto de desarrollo sano y feliz, independiente qué pareja ejerza el rol parental. Mientras le entregue amor al niño, ese niño tiene derecho a vivir con esa pareja.

En respuesta a ello, el representante de las Iglesias Evangélicas Cristián Nieto, manifestó que existe mayor tendencia a la homosexualidad en hijos de parejas homosexuales y con mayor riesgo de suicidio. Plantea “no permitir por la ley lo que la naturaleza no permite”.

Como un aporte a la discusión, el 21 de julio apareció en Revista Ya de El Mercurio, el artículo El factor padre, interesante revisión desde la ciencia al rol de la figura paterna para el desarrollo de los niños. En él se refiere a la extensa investigación sobre la importancia del rol paterno, el que no necesariamente es ejercido por el progenitor, y sobre el cual incluso existen indicios que puede ser llevado a cabo exitosamente por una mujer: “En relaciones de madres lesbianas vemos lo que llamamos un dimorfismo, una diferenciación de roles donde un miembro de la pareja es más ruda y otra más protectora, una está preparando al niño para el mundo exterior y la otra para las relaciones más íntimas y el mundo emocional. Y eso tiene más que ver con los roles sociales que con los cromosomas que determinan el sexo”.

Por otro lado, si bien las hormonas del embarazo tienden a asegurar la respuesta materna a los estímulos del niño de modo más instintivo, en los demás cuidadores se activa el sistema de neuronas espejo, que constituye una activación social con una representación mental perceptiva y motora, que compensa la respuesta instintiva y emocional propia de la madre biológica. Eso sí, la plasticidad cerebral puede llevar a hombres y mujeres cuidadores a desarrollar una conectividad entre el área instintiva del cerebro y la de la representación mental.

Los investigadores concluyen que “los niños se favorecen al tener múltiples interacciones efectivas afectuosas, y si ellas son diversas, de distintos sexos o desde distintos roles, mucho mejor porque los prepara para su contexto cultural”.

El debate está abierto para confrontar posturas diversas, que aporten a una sociedad dispuesta a discutir constructivamente.



No hay comentarios:

Publicar un comentario