jueves, 25 de junio de 2015

Veinte cosas que los niños que han sido adoptados quisieran que sus padres supieran

 Breve resumen de «20 Things Adopted Kids wish their Adoptive Parents Knew» de Sherrie Eldridge (traducción libre...)
1.             Sufrí una pérdida importante antes de ser adoptado. Ustedes no son responsables de ello.
2.      Necesito que me expliquen que debido a esta pérdida tendré algunas necesidades especiales y no debo avergonzarme por ello.
3.             Si no hago el duelo por mis pérdidas, mi capacidad para recibir vuestro amor y el de otros se verá disminuida.
4.             Mis dolores no resueltos pueden manifestarse en enojo hacia ustedes.
5.             Necesito de vuestra ayuda para consolar el dolor causado por mis carencias. Enséñenme a tomar conciencia de mis sentimientos acerca de la adopción y a hablar sobre ello.
6.             Si no hablo sobre mi familia de origen no significa que no piense en ella.
7.             Quiero poder tomar la iniciativa y abordar conversaciones sobre mi familia de origen.
8.      Necesito conocer la verdad sobre mi concepción, mi nacimiento, mi historia familiar, incluso aunque algunos detalles puedan ser dolorosos.
9.         Tengo miedo de haber sido entregado por mi madre biológica por no haber sido un buen bebé. Necesito que me ayuden a eliminar mi vergüenza crónica.
10.         Tengo miedo de que ustedes me abandonen.
11.         Quiero parecer con más confianza de la que tengo en realidad. Necesito que me ayuden a descubrir aquellos aspectos de mí mismo que están ocultos, de modo de integrar todos los elementos de mi identidad.
12.         Necesito poder desarrollar un sentimiento de capacidad personal.
13.       Por favor, no digan que hablo o actúo igual a ustedes. Necesito que me acojan y aprecien mis diferencias.
14.         Déjenme ser yo mismo… pero no me dejen alejarme de ustedes.
15.         Por favor, respeten mi intimidad respecto de mi adopción. No se lo cuenten a otros sin mi autorización.
16.         Los cumpleaños pueden ser difíciles para mí.
17.         No conocer mi historia médica puede ser doloroso.
18.         Tengo miedo de ser demasiado difícil para ustedes.
19.    Cuando manifiesto mis miedos de modo antipático, por favor quédense conmigo y respóndanme con sabiduría.
20.          Aun cuando decida buscar mi familia de origen, siempre querré que ustedes sean mis padres.

Publié dans «Fleurs du monde», 
journal de l'association Familles au coeur québécois, hiver 2003. 
URL Abreviada: http://numrl.com/0615h

4 comentarios:

  1. Este artículo tiene toda la razón. Es importante aceptar las características del niño, aún más si es adoptado.
    Llevo tiempo siguiendo este blog aunque nunca escribí... Enhorabuena! Es siempre muy interesante y acertado
    Anne
    Looking4ourchild.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Lo principal como padres es tener la capacidad de ponerse en el lugar del hijo y comprender cómo vive sus circunstancias, y la experiencia de la adopción es algo tan íntimo y ajeno a quienes no han sido adoptados (incluso para los padres adoptivos), que es esencial escucharlo para empatizar con su vivencia, comprenderlo mejor y ofrecerle lo que necesita de nosotros.
    Gracias Anne por tu valoración, esperamos brindar un apoyo real a las familias.

    ResponderEliminar
  3. me encanto su blog! muchos artículos interesantes! sobre todo para quienes están a la espera de sus hijos o quienes ya los tienen en casa...

    ResponderEliminar
  4. Pienso que estos principios en relación a las necesidades del niño adoptado en relación a sus padres adoptivos les pueden ayudar a reflexionar y poder responder mejor en cuanto al vínculo afectivo de tal modo que éste sea asertivo, adecuado, proporcionado y aportará mejor a su hijo en cuanto al desarrollo de una personalidad más sana y equilibrada.

    ResponderEliminar